Hacer una interpretación

¿Qué debo hacer si estoy haciendo una interpretación y no he entendido bien?

Si tu vocación son los idiomas y estás muy interesado en la labor de la traducción, debes saber que los traductores podemos traducir textos escritos pero también discursos orales. Normalmente, a la traducción de discursos orales se le conoce como interpretación y las personas que la ejercen son los denominados intérpretes. Esta labor es sumamente importante y requiere de personas que estén muy capacitadas y entrenadas para poder desempeñar este trabajo.

¿Qué cualidades se necesitan para ser un buen intérprete?

Antes que nada, es importante que sepas qué cualidades se necesitan para ser un buen intérprete ya que, como hemos mencionado anteriormente, esta labor no es para nada sencilla. Podemos resumir estas cualidades en un conjunto de distintas capacidades como:

-Capacidad de concentración: Un intérprete debe poder concentrarse única y exclusivamente en el discurso que ha de traducir. Cualquier distracción supondría un grave problema ya que podría malinterpretar el mensaje del emisor del discurso.

-Capacidad de análisis: Los intérpretes deben ser bastantes rápidos en analizar el discurso al que se están enfrentando y poder así conseguir una traducción lo más correcta y fiel posible al texto original.

-Capacidad de calmarse: Esta es una de las más importantes. El intérprete debe estar en todo momento tranquilo y no ponerse nervioso ante cualquier adversidad a la que se enfrente. La tranquilidad hará que tu cabeza siga manteniendo un orden y poder analizar la situación para poder optar por la mejor solución.

-Capacidad de memorizar: En la interpretación la memoria también desempeña una labor fundamental así que tener una buena memoria a corto plazo puede ayudarte en gran medida cuando estés realizando la traducción de un discurso oral. Gracias a ella es más difícil perder el hilo del discurso.

-Capacidad de resistencia mental: Los intérpretes deben ser bastante fuertes mentalmente ya que la interpretación de discursos orales largos puede llegar a desgastar muchísimo nuestra mente. Es por ello que ser intérprete requiere un entrenamiento bastante duro y constante para conseguir obtener los mejores resultados.

¡SOS! No he entendido bien el discurso ¿Qué hago?

Hacer una traducciónLlegamos al quid de la cuestión. Imagina que eres un intérprete bien formado y se te ha encargado realizar una traducción de un discurso. Lo primero que debemos tener en cuenta es saber ante qué tipo de interpretación estamos. Debes saber que no es lo mismo realizar una interpretación consecutiva (en la cual traducimos una vez el orador haya terminado todo el discurso) que en una interpretación simultánea (en la que el intérprete debe traducir el discurso a medida que el orador está hablando). Si estamos en una interpretación consecutiva es cierto que podemos tener cierto margen para poder pensar rápidamente y conseguir reformular correctamente el discurso, es en este momento cuando tu capacidad de análisis y de síntesis debe entrar en juego y poder así traducir y traspasar las ideas principales que el orador ha expresado. Pero ¿qué ocurre si estoy realizando una interpretación simultánea? ¿Qué debo hacer? En primer lugar, respira hondo, debes tener en cuenta que los intérpretes también son personas y por lo tanto puede haber algún momento en el que no estén entendiendo bien lo que el emisor está queriendo decir. Desde CBLingua te recomendamos que pongas todas las capacidades que hemos mencionado en práctica. Debes mantener sobre todo la calma para así evitar cometer errores muy graves como puede ser la producción de un contrasentido (decir justo lo contrario de lo que dice el emisor). Las posibles soluciones que te ofrecemos es que, una vez estando tranquilo, debes estar exclusivamente concentrado en el discurso original para poder ir entendiendo lo qué el orador quiere expresar. Además, es conveniente que intentes pensar si la información que no has entendido es de vital importancia o no para así poder intentar formular el discurso lo más fiel posible al original. Te recomendamos centrarte siempre en lo que dice el emisor para nunca eliminar información principal. Si sabes que lo que no estás entendiendo es información secundaria siempre puedes optar por recortar ese tipo de información pero NUNCA recurrir a añadir información de cosecha propia.

Esperamos que gracias a este blog hayas podido entender la importancia de la labor del intérprete y la dificultad que esto supone. Además, queremos que seas consciente de que siempre debemos enfrentarnos con calma cuando nos encontremos ante situaciones complicadas. A veces es mucho mejor corregir nuestro discurso para hacer llegar nuestro mensaje de una forma clara.

¡CBLingua al rescate! Somos una agencia de traducción especializada en traducción jurada líder a nivel nacional. Contamos con una amplia lista de clientes que cada día crece más y más. Nuestros traductores jurados son profesionales que estarán a tu disposición para traducir cualquier tipo de documento a más de 30 idiomas diferentes. Además, nos adaptamos a las necesidades de nuestros clientes, así que no temas, tu traducción estará en el plazo que nos pidas y bajo los requisitos solicitados. Dicha traducción la podrás recibir mediante correo electrónico o en formato físico, tú eliges.

Si tienes alguna duda o nos quieres hacer alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te atenderemos en el mismo día. Tenemos un magnífico equipo de profesionales para ayudarte y servirte. ¡Te esperamos!

Publicado en Sin categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.